Twitter te hace pensar que eres sabio,instagram que eres fotógrafo y facebook que tienes amigos. El despertar va a ser duro.
(Leído en redes sociales)

viernes, 28 de septiembre de 2007

LA PALABRA SIRVE DE ALGO


No, no estoy hablando de palabras profundas ni de expresiones filosóficas de vida, estoy hablando sencillamente de lo que nos es cotidiano y que forma parte de nuestras vidas diarias. Frases tan insignificantes como lo son "te busco después", "te llamo a las 8" o "mañana te envío el documento por email" tendrían que tener el sustento de la acción correspondiente como lo son buscar físicamente a quien se le prometió hacerlo, tomar un teléfono o mandar un correo electrónico sólo para cumplir lo que uno dijo. Y cuando no es así, cuando no se cumple con lo aseverado, la consecuencia primaria es un descenso en nuestro ranking como seres humanos (y el correspondiente ascenso en nuestro ranking como 'malquedas') y la secundaria, es la pérdida de confiabilidad y credibilidad como personas. Durante mucho tiempo me fui con la idea de que si no matas, si no robas, si no cometes delitos, eres una persona honorable. Y ahora me doy cuenta que el asunto no va por ahí. La palabra de honor se consigue sólo con esfuerzo. pero lamento darme cuenta que son pocos, muy pocos, los seres humanos que conozco y que puedo calificar de honorables. La mayoría de la gente que me rodea, de alguna u otra forma, anuncia grandes empresas e intenciones que nunca se llevan a cabo. Otros se contentan con abrir la boca para mantener contento al mundo sin alimentar el sector "prestigio ante uno mismo" interno. Y en cuanto a mí... No soy perfecto pero de un tiempo a esta fecha he hecho hincapié en cumplir con aquello con lo que me he comprometido: a nivel personal, a nivel familiar, a nivel laboral...aunque sea con retraso. Y no, no lo hago por prestigio; finalmente siempre habrá quien se quede con una mala imagen mía por un error pasado cometido, por mi inexperiencia y por falta de entendimiento de lo que hace a un ser humano ser honorable. Y aunque, ante eso, no puedo hacer nada, me queda claro que mis palabras y mis acciones de futuro deben de ir por la línea correcta. La forma es el fondo.

9 comentarios:

mar dijo...

Yo siempre intento dirigir mi vida lo mejor posible, pero ya se sabe que nunca llueve a gusto de todos y lo que para ti te parece bien a otros no tanto...Por eso decidi hacer las cosas para sentirme yo bien y lo que piense cada uno es su problema mientras yo tenga mi conciencia tranquila...
Menudo discursito te he soltado jaja.Lo siento.
Un besito.Mar

susana dijo...

mi madre siempre decía, que mi palabra es lo unico mio, asi que no la de a la ligera...si la doy, ten por cuidado que sea lo que sea, lo cumplo...aunque no siempre es facil, pero lo hago, besotes, su

Lucía dijo...

Es encomiable el propósito que te has hecho en estos tiempos en que la palabra de honor se ha quedado obsoleta; y es que a todos se nos va la fuerza por la boca.
Besos.

@le dijo...

La palabra nos identifica, nos hace responsables de nuestros actos, pues finalmente solo nosotros sabemos si cumplimos con lo que decimos o no, nadie mas.
Cuando damos nuestra palabra debe ser en forma honesta, sincera, teniendo muy en cuenta que otros esperan que cumplamos lo dicho, pues nadie nos obliga, la palabra se entrega en conciencia y en forma absolutamente personal.
Al leer este post recordé la promesa que realizan los scouts en forma voluntaria (fuí scout durante muchos años) que y habla de hacer todo lo que de uno dependa, no de los demas, de un compromiso personal.
Te dejo un abrazo suave como siempre

@

F.A. dijo...

Ah sí?? pues sé de alguien a quien le "debes" una llamada, "mala persona", jajajaj.

Chechu dijo...

qué vergüenza es verdad. De esta semana no pasa.

zendal dijo...

Buf, es así. Se da muy poco valor al hecho de dar tu "palabra".

Cuando alguien no cumple su palabra, está dejando claro lo poco "fiable" que es. Está dando el mensaje de que su palabra no vale nada, y de que es alguien ruin, en quien no se debe confiar.

Si la gente que traiciona sus propias palabras de compromiso se diera cuenta de eso, se lo pensarían dos veces.

Pero en fin, este mundo es así. Y ciertos valores como el honor, la nobleza... son minoría.

Si te sirve de algo, yo admiro a las personas como tú, que dan tanto valor a sus compromisos.
Yo quiero creer que también lo hago, pero como bien dices, nadie es perfecto, y yo soy el primero de los imperfectos, así que vete a saber...

Macarena dijo...

La clave esta en dejarse llevar... Aunque nos de miedo.

Abrazos

F.A. dijo...

A ver, si bien es cierto que cuando incumplimos nuestra palabra podemos disminuir la confianza que la otra persona tiene en nosotros, no siempre es así. yo al menos distingo entre quien no la cumple porque no quiere o porque no puede. que siempre se puede poner un extra de actitud y cumplir, sí, pero si yo tengo confianza máxima con una persona (como contigo) desde luego que no la pierdo porque no me llame (aunque me lo haya dicho) si sé que no tiene tiempo ni para sí mismo. No todas las cosas son tan absolutas, hay que ver siempre el contexto en que se produce todo.