Twitter te hace pensar que eres sabio,instagram que eres fotógrafo y facebook que tienes amigos. El despertar va a ser duro.
(Leído en redes sociales)

jueves, 15 de enero de 2009

NO LO OLVIDES


Ahora se está demostrando que si la memoria nos falla y nos juega malas pasadas es para unificar nuestro yo presente con el del pasado e incluso con el del futuro. (Redes, Los siete pecados de la memoria)

A nadie le extraña ya que nuestra memoria no sea un fiel registro de nuestras experiencias vividas. El cerebro crea, completa e inventa para dar coherencia al pasado. Memoria de elefante deberíamos tener para recordar todos y cada uno de los hechos sucedidos en nuestras vidas, aunque a decir verdad nunca supe cuánta memoria tienen los elefantes.

Con la memoria selectiva podemos rescatar los hechos que por simples o importantes quedaron almacenados. Y entre esos hechos hay muchas cosas que uno las quiere instalar en el presente y parecen irreales.

A veces almacenamos tantos datos inservibles que complicamos la existencia a nuestr memoria. Lo malo de almacenar todos datos estúpidos (algunos de los cuales vienen bien para el trabajo, todo hay que decirlo) es que cuando quieres acordarte de algo distinto no lo logras. Tardo en olvidar los nombres de las personas que me presentan de nuevas unos 2 milisegundos, y nunca estoy seguro de si he cerrado el coche o no. Más delicado es no acordarme de cómo se llaman los niños de los amigos y conocidos que ya son papás. Creo que al fin y al cabo, me acuerdo de lo que me gusta. Me acuerdo perfectamente del 5-0 del Madrid al Barça y no tengo ni una sola imagen en mi memoria del 5-0 del Barça al Madrid (bueno sí, la cola de vaca de Romario) Lo malo es cuando tienes que tirar de agenda para eventos, citas etc. El móvil y el ordenador nos han ayudado a ser menos memorísticos y menos ágiles en el tema de la memoria. Esto te hace llegar a la conclusión de que la memoria selectiva es egoista.

1 comentario:

F.A. dijo...

Cuando quieras te paso el vídeo del 5-0 del Barça al madrid, vamos, para que lo recuerdes...