Twitter te hace pensar que eres sabio,instagram que eres fotógrafo y facebook que tienes amigos. El despertar va a ser duro.
(Leído en redes sociales)

viernes, 9 de marzo de 2007

DE LA CUEVA A LA DOMOTICA

(Microciclo tecnológico, entrega V)

El hombre ha necesitado siempre de un hogar, bien como cobijo o refugio, bien como zona de asentamiento o bien como lugar para la convivir.

En la prehistoria, las cuevas fueron la mejor forma de refugio aunque no todos los "cromagnones" se instalaran en grutas o cuevas.

Pasado el tiempo vemos uno de los parajes más bonitos del planeta donde, por erupciones volcánicas, se formó la Capadocia turca y se excavaron miles de cuevas donde aun algunos viven o comercian.
La casa romana fue la más adelantada y más parecida a las viviendas del siglo XX de las familias de nivel medio. Encontrabamos las casas pompeyanas o señoriales ocupadas por un sólo propietario o familia y también las casas llamadas ínsulas, que eran edificaciones de varias plantas donde los mayores lujos los tenían los de la planta baja pues contaban con agua corriente y salida de residuos. Los interiores eran básicos pero, aunque no se contaban con sillas, se disfrutaba de los trilunios, comodas banquetas en forma de U para descansar, dialogar o comer. Solo las ventanas aristócratas tenían cristal con lo que el resto debía de tapar los huecos con telas y mantas provocando el uso de braseros.

En el siglo XIX y XX la utilización de barro y el adobe fue el denominador común y los interiores eran básicos para "sobrevivir" y convivir. La llegada de la luz y el agua corriente debió esperar hasta bien adentrados los años 30, los primeros y los años 50, los segundos.

Hasta cerca de los sesenta los baños no se daban en las viviendas así como así.

Las comodidades hogareñas y el gusto por el confort ha sido el máximo interés de los diseñadores de casas actuales para desembocar en la domótica como punto de partida de la casa del futuro.
Que las luces del pasillo se activen al pasar sin pulsar ningún interruptor, encender la calefacción mediante una simple llamada de teléfono, generar alarmas por la entrada de intrusos cuando no estamos en casa, que la cocina eléctrica se desconecte automáticamente, programar el sistema de riego, controlar el estado de luces y persianas a través de la televisión con un mando a distancia, desde cualquier teléfono, desde un PC .No es ciencia ficción, es Domótica. Se trata de aplicar la tecnología de la automatización y el control al hogar.

Un mercado emergente de infinitas posibilidades enfocado a mejorar la calidad de vida aumentando la comodidad, la seguridad y el confort, consiguiendo al mismo tiempo un considerable ahorro del consumo energético.
Hoy en día una vivienda es algo vivo: sistemas de climatización, juegos de luces, persianas, gas, red telefónica, seguridad e incluso sistemas informáticos alejan a las viviendas actuales del viejo concepto de lugar de refugio, hoy le pedimos más. Si el control integrado de estos sistemas en una vivienda es algo necesario, los grandes edificios con sus sistemas de cámaras, megafonía, redes informáticas… dan vida a las viviendas y nos obligan a desterrar el concepto estático; las tecnologías actuales, aplicadas a las viviendas, requieren un esmerado control.
En pocos años yo me imagino que podré haber programado un ordenador central para que me despierte en determinada habitación, con una música pre-elegida, con imagnes en una pantalla previamente seleccionadas y mientras me despierto me prepare la ducha a una temperatura señalada y ponga en funcionamiento la elaboración de mi desayuno preferido mediante la elección de productos por parte de un frigorífico inteligente.

De igual forma que el hogar en plan estático evoluciona, más lo ha hecho la forma de desplazarnos y el análisis de la evolución del transporte es un buen pretexto para ver como hemos pasado lentamente DEL ASNO AL AUDI.

2 comentarios:

F.A. dijo...

¿o que te despidan por videoconferencia como en Regreso al futuro 2 no?

betus dijo...

Las últimas casas de nueva construcción que he visto por Madrid tienen la mayor parte de las cosas que dices, pero no se hasta que punto tienen su lado práctico. Quiero decir que en el momento en que hay un corte de luz, tu casa se bloquea:
- No puedes subir ni bajar persianas
- No puedes encender la luz

No me llaman mucho la atención pero supongo que con el tiempo irán quedando solo las cosas buenas.