Twitter te hace pensar que eres sabio,instagram que eres fotógrafo y facebook que tienes amigos. El despertar va a ser duro.
(Leído en redes sociales)

miércoles, 14 de marzo de 2007

VIOLENCIA EN EL DEPORTE

(Gran microciclo deportivo, entrega III)


Las manifestaciones de violencia en los eventos deportivos es un fenómeno social que se presenta a nivel mundial, lamentablemente nuestro país no es ajeno a este fenómeno ya que se han presentado algunos actos de violencia en instalaciones donde se realizan eventos deportivos, generados regularmente por individuos o grupos de personas que con facilidad provocan conflictos, ya sea por estar alcoholizados, drogados o simplemente por fanatismo, los cuales llegan a influir en el ánimo de quienes protagonizan verdaderas batallas campales, antes, durante y después de los eventos deportivos creando un verdadero peligro para todos los asistentes, deportistas, aficionados y al público en general.
Uno de los estados más rastreros de la personalidad humana aparece cuando se dan manifestaciones de forofismo deportivo. En el fenomeno social del deporte no podían acontecer solo cosas buenas sino también cosas negativas. El doping de lo que hablamos ayer y la violencia tanto en los terrenos o canchas de juego, demuestran el resultado de la mezcla entre la interacción social y el deporte espectáculo. Cuando aparece la noticia de la muerte en un estadio de un hincha debido a cuestiones de violencia, no me viene a la cabeza más que la degeneración de la raza humana debido a la necesidad de imponer un ideal, por querer ser más que otro, por odiar al otro por el mero hecho de ser de colores distintos. Este domingo pasado, en el partido del equipo senior que entreno, que se disputaba en Mojados, el árbitro nos pitó un penalty a falta de 10 minutos y expulsó al portero del equipo local. El estado de enajenación, de exaltación, de tensión y violencia en el ambiente era brutal y los insultos, improperios, faltas de respeto hacia el colegiado y hacia los jugadores de nuestro equipo fueron la muestra de la facilidad que existe para hacer este tipo de cosas.
El insulto es gratuito. El lanzar una botella con el fin de hacer daño y sentirse una gran persona, es el resultado de la facilidad que tiene el ser humano para vejar a su propia especie.

Y dando un giro al pasado vemos las grandes aberraciones de la "humanidad deportiva" a lo largo de su historia.

- la "Tragedia de Heysel" los sucesos acaecidos el 29 de mayo de 1985 en el Estadio de Heysel de Bruselas en Bélgica, en el que murieron 39 aficionados en el previo de la final de la Copa de Europa entre el Liverpool y la Juventus.
-1982:Estadio Lenin en Moscú Rusia. Fallecieron 340 aficionados a causa de una avalancha de aficionados en el transcurso del partido entre el Spartak de Moscú y el Haarlem holandés en Copa de la UEFA.
-1964: Estadio Nacional de Lima, Perú. Fallecieron 318 aficionados cuando la multitud se agolpó sobre las puertas cerradas del recinto, huyendo de una carga policial. Se celebraba el partido internacional entre las selecciones de Perú y Argentina.
- 1968 Estadio Monumental de Nuñez: Había terminado el clásico entre River y Boca y la Puerta 12 del Monumental (por donde debía salir la parcialidad de Boca) estaba todavía cerrada, se produjo hubo una gran avalancha y el resultado fue la muerte de 71 hinchas, la mayoría menores. La Justicia nunca encontró culpables.

Lo curioso es que, en la mayoría de los casos, no hablamos de deporte, sino que sólo hablamos de fútbol. En España ha habido demasiadas muertes y ya no de caracter masivo como los casos anteriores sino de muertes por enfrentamientos de ultras u otros graves casos:

9 de diciembre de 1998 Aitor Zabaleta, un joven seguidor de la Real Sociedad, falleció un día después de ser apuñalado por un miembro del grupo Bastión (Frente Atlético)
12 de marzo de 1994 El joven estudiante de Derecho Emiliano López Prada falleció apuñalado en un bar de La Coruña por otro cliente tras celebrar un gol del Barcelona en el partido que le enfrentaba al Atlético de Madrid y que veían por televisión.
15 de marzo de 1992 Guillermo Alfonso Lázaro, un chico de 13 años, fue alcanzado por una bengala lanzada desde la grada en el estadio de Sarriá, poco antes de iniciarse el partido entre el Español y el Cádiz el 15 de marzo.

El joven murió.





14 de enero de 1991 El joven francés seguidor del Español Frederic Rouquier murió como consecuencia de las heridas por arma blanca propinadas por un grupo de skin heads de los Boixos Nois en Barcelona, tras el encuentro Español-Sporting de Gijón.

18 de agosto de 1990 Un árbitro de regional falleció como consecuencia de los disparos efectuados por un policía jubilado, durante el partido Motril B y Calahonda.
25 de abril de 1985 El impacto de una bengala marítima en el pecho del espectador Luis Montero Domínguez le causó la muerte durante el partido Cádiz-Castellón.
6 de mayo de 1984 El policía nacional Manuel Luque Castillejo encontró la muerte por los golpes que recibió al intervenir en una discusión en un partido de alevines en Córdoba.
2 de noviembre de 1982 José Gómez Rodríguez, vicecónsul de Suecia en Benidorm, falleció en Barcelona tras la agresión sufrida por jugadores en un partido de aficionados en Pallejá.

He escrito bien; EN UN PARTIDO DE ALEVINES!!!. Pero si eso solo puede hacerlo un esquizofrénico profundo!!!. O es que el fútbol provoca grandes patologías?
Si la gente sigue sin saber presenciar y disfrutar del deporte, habría que plantearse si es interesante que siga habiendo GRANDES EVENTOS DEPORTIVOS.

2 comentarios:

Irene dijo...

Hola chechu, el futbol parece el medio elegido por algunos psicópatas para hacer daño a otros porque rodeados de tanta gente les parece que conservan el anonimato para hacer lo que quieran. No soy nada futbolera y además me daría miedo ir a ver un partido a un campo de fútbol. Es para pensárselo.
Un abrazo

F.A. dijo...

me voy a repetir... el deporte y sus connotaciones sociales tan sólo es un reflejo de la sociedad en la que vivimos, pues claro que en el fútbol hay más violencia que en otros deportes, al fútbol van 50000 personas (entre las que se mezclan de todo)y aun partido de voley 300(que suelen ser familiares de los jugadores y algún muuyy aficionado a ese deporte). ahora bien yo visto salvajadas en partidos de la davis de tenis, salir a los jugadores visitantes corriendo a los vestuarios cada vez que ganan un partido de la euroliga de baloncesto de las cosas que les tiran, barbaridades viendo al balonmano valladolid,...
no creo que sea un problema de fútbol o del deporte, es un problema social, el hipo de puta que pega o insulta a su mujer o a sus hijos, en un campo de fútbol pegará o insultará a quien haga falta, es un problema de educación social, no del deporte. creo yo.