Twitter te hace pensar que eres sabio,instagram que eres fotógrafo y facebook que tienes amigos. El despertar va a ser duro.
(Leído en redes sociales)

sábado, 27 de enero de 2007

LA DECADENCIA DE LA HUMANIDAD


“…El dióxido de carbono y otros gases calientan la superficie del planeta de forma natural, al atrapar el calor del sol en la atmósfera. Esto es bueno, porque permite que nuestro planeta sea habitable. Sin embargo, la quema de combustibles fósiles como el carbón, el gas y el petróleo, junto con la tala de bosques, ha incrementado enormemente la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera terrestre, con el consiguiente aumento de las temperaturas…”
Este verano empecé a leer “el quinto día” de Frank Schatzing, comenzó el curso y no he podido terminarlo aun (tiene más de mil páginas) pero ha sido suficiente para ir despertando, de manera más consciente que nunca, una preocupación por la inminente degradación del planeta. Schatzing de manera científica y coherente va narrando diferentes acontecimientos en distintos puntos del planeta, siempre a partir del mar, que nos acercan a una revolución a partir del océano debido a vertidos tóxicos, degeneración de sus “habitantes” y demás productos contaminantes. Como describió años atrás Assimov, se propone un planeta que cobra vida por sí mismo y se rebela ante tanta inconsciencia del ser humano. Por otro lado Al Gore, el ex candidato a la presidencia norteamericana que fue superado por Bush, nos presenta una película-documental con muchos más datos y pruebas objetivas acerca de esta degradación planetaria. Con “Una verdad incomoda” Gore muestra los efectos devastadores del cambio climático., un contundente y preocupante retrato de la situación del planeta, amenazado por el calientamiento global provocado por las ingentes emisiones de CO2 por parte de la acción del hombre. Su leyenda reza: "De lejos la película más aterradora que verá jamás.


“…Ya estamos experimentando algunos cambios. Los glaciares se derriten, hay plantas y animales que están siendo obligados a abandonar sus hábitats, y el número de tormentas graves y de sequías crece….”

En la Conferencia de Kioto, en 1997, los países industrializados se comprometieron a reducir sus emisiones de gases con efecto de invernadero un 5,2% para 2012. La Convención sólo entrará en vigor cuando la hayan ratificado al menos 55 países que totalicen 55% de las emisiones. Hasta la fecha, sólo 33 la han ratificado y Francia es el único país industrializado que se dispone a hacerlo. Probablemente cualquiera que lea este post dirá y qué puedo hacer yo, pues puede que poco pero si ser, al menos más consciente con los residuos que desechamos sean del tipo que sea. Al final de siglo, prácticamente todos los que estamos leyendo esto, no estaremos pero si que estarán nuestras siguientes generaciones. La moraleja que debemos sacar los individuos de a pie que es que debemos dejar de pensar en nuestra comodidad, dejar de pensar en la Tierra como MI casa, sino la Tierra como NUESTRA casa, dejar de pensar como individualidades y pensar como un GRUPO UNICO, SOLIDO y UNIDO

2 comentarios:

F.A. dijo...

Gran reflexión.
Y muy bien por ese vídeo, veo que ya controlas lo de los enlaces y lo de los vídeos. bien por ti. sigue así

miguel dijo...

He leído hace poco el Quinto Día y me encantó. Es un buen libro.

Totalmente de acuerdo. Parece que esto del calentamiento, la contaminación y demás, nunca nos va afectar, pero lo cierto, es que nuestros padres hablan que de pequeños pescaban cangrejos y peces distintos a las carpas, en el Pisuerga... y ponte a buscar uno ahora.

El cambio climático es una realidad, y lo pagaran las futuras generaciones. La humanidad se comporta como un virus con el planeta, y lo explota, como hace con todo, sin ningún control ni visión de futuro. Nos creemos inteligentes, pero